MI BLOG DE COCINA

martes, 5 de abril de 2016

UN TREN DE MUJERES

Hola:

Acabo de leer una noticia-post en El Correo que me ha preocupado por que denota una tendencia.

Por lo visto, en Alemania ya hay una compañía ferroviaria que ha reservado vagones “solo para mujeres”.  Ya había visto taxis “solo para mujeres “ (los famosos “taxis rosas” en el Reino Unido) y no me había gustado demasiado por lo que tiene de discriminación (positiva, negativa o neutra) pero esto de los trenes me parece que ha ido un poco lejos.

Ya sabéis, por mis post anteriores, que estoy en contra de la “Discriminación Positiva” (como de cualquier tipo de discriminación). No tenéis más que leer mi post llamado “¿DISCRIMINACIÓN? ¡NO GRACIAS!” para daros cuenta de mis argumentos pero es que, este caso concreto, me ha sublevado más que otros.

Tal como yo lo entiendo, el derecho a la movilidad es también un derecho fundamental¿Qué pasa si todas las plazas mixtas están ocupadas y no puedo viajar a pesar de haber sitio en el tren en los vagones “solo para mujeres”?  ¿Dónde quedan mis derechos?.

Por cierto, aplicando la misma filosofía, debiera haber “vagones solo para hombres”, “vagones solo para gays”, “vagones solo para lesbianas” o, perdonadme la ironía, ”vagones solo para calvos” ya que a mí me molesta mucho viajar con gente que tenga más pelo que yo.

Creo, sinceramente, “miembros y miembras” del colectivo que lee mis posts, que nos estamos pasando de la raya y que estamos cayendo en un sexismo pero "al reves".

Un abrazo “por la cordura”,


Esteban

2 comentarios:

Maria del Carmen Píriz dijo...

Leo tu comentario y si estoy de acuerdo contigo no se debe de separar los dos géneros por que así es cuando descriminar podemos volver atrás. Recuerdo cuando en los colegios íbamos las chicas a unas aulas o colegios y los chicos a otras. Ya habíamos conseguido unirnos y no se por que ahora quien separar los géneros otra vez.

Esteban dijo...

Gracias por comentar Mª del Carmen. Yo creo en "la igualdad" como concepto. Nunca he hecho ninguna separación (de la que yo sea consciente) entre hombres y mujeres en cuanto a su capacidad.

Un saludo,

Esteban